Volcanes en erupción en el mundo vistos desde el espacio

Los primeros aminoácidos, considerados los “ladrillos de la vida”, podrían haber surgido en el océano primario de la Tierra gracias a los volcanes submarinos, que mantenían las condiciones químicas necesarias para la generación de compuestos orgánicos.
En su artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, Francis Albarede y sus colegas de la Universidad Claude Bernard de Lyon, Francia, explicaron su estudio de la composición química de los sedimentos volcánicos de una formación rocosa en Groenlandia llamada el cinturón supracortical de Isua.
Según las estimaciones científicas, estas rocas tienen 3.800 millones de años de edad. Se supone que ascendieron a la superficie y se solidificaron poco después de la formación del núcleo terrestre.
Los investigadores indican que la antigua corteza oceánica era rica no solo por la abundancia de minerales volcánicos, sino también por las rocas que contenían carbonatos, que son los compuestos del ácido carbónico y en particular contienen mucho carbonato de zinc. Esta sal de zinc habría requerido especiales condiciones para formarse con temperaturas de 100 a 300 grados centígrados, baja acidez y una elevada presión de hasta 50 atmósferas.
Condiciones parecidas se observan en nuestros tiempos cerca de los cráteres de los volcanes de aguas profundas que forman parte de la cadena volcánica de las Marianas.
Según opinión de los científicos, éstas condiciones favorecieron la formación y la acumulación de aminoácidos y otros compuestos orgánicos.
Las bacterias modernas “extremófilas”, que los investigadores encuentran cerca de los cráteres de los volcanes submarinos, son una prueba de la idea de que la vida podría haber surgido en una “cuna volcánica”.
Estas espectaculares 11 fotos tomadas desde el espacio exterior muestran  que a lo largo de los últimos años la actividad de varios volcanes repartidos por todo el mundo están en permanente actividad.

1-La actividad del volcán Sarychev, el 12 de junio de 2009 en su sexta erupción desde 1946, lo cataloga como uno de los volcanes más activos de las Islas Kuriles, en Rusia. (Foto: NASA)
2-Desde la Estación Espacial Internacional, se observa la furia del volcán Cleveland, situado en las Islas Aleutianas de Alaska, durante mayo de 2006. (Foto; AP/Cortesía del Earth Sciences and Image Analysis Laboratory, NASA Johnson Space Center). (Foto: NASA)
3-El volcán Manam situado en Nueva Papua despertó su letargo en 2010 y la foto fue tomada el 16 dejunio por satélite donde se observa una formación de nubes de vapor que provienen de su interior. Foto AP/NASA
4- También el ETNA en la isla de Sicilia volvió  a erupcionar el 22 de septiembre 2011 expulsando lava y cenizas que llegaron hasta Libia y norte de Africa. (Foto: AP/NASA)
5- En la foto se observa la violencia del volcán islandés Grimsvotn en mayo de 2011 que puso en jaque al espacio aéreo del norte de Europa.  (Foto: AP/NASA)
6- El Observatorio Volcánico de Alaska captó la actividad del volcán Agustine en 2006 donde sus cenizas se expandieron a 120 Km.  (Foto: AP/NASA)
7- El Volcán Shiveluch en la península rusa de Kamchatka su columna fue captada en septiembre de 2011 por el satélite Earth Observing.  (Foto: AP/NASA)
8- El volcán chileno Puyehue/Cordón Caulle se activó en julio de 2011 y su columna de cenizas afectó el transporte aéreo en la región a más de 250 Km con suspención de vuelos perjudicando al turismo de la zona.  (Foto: AP/NASA)
9-Otra imágen del Puyehue/Cordón Caulle un mes antes visto desde más cerca.  (Foto: AP/NASA)
10- Cenizas del pico Shinmocdake entre Miyazaki y Kagoshim al sur del Japón en febrero de 2011 donde m{as de 1000 personas debieron ser evacuadas.  (Foto: AP/NASA)
11- El Volcán Chaitén al sur de Chile expulsa una columna de humo arrastrada por los vientos hacia Argentina hasta el océano Atlántico por más de 2000 Km el 3 de mayo del 2008.  (Foto: AP/NASA)

Las fotos de los lugares del sur patagónico con cenizas que dejó en toda la región por la errupción del Puyehue desde el 4 de junio de 2011, con más de 3.500 personas que fueron evacuadas en las zonas cercanas siendo necesario cerrar temporalmente rutas y pasos fronterizos, así como cancelar numerosos vuelos locales e internacionales. Se estima que 100 millones de toneladas de cenizas, arena y piedra pómez fueron expulsadas de su cráter: sus efectos modificaron el paisaje, la economía y la propia vida cotidiana en los Andes patagónicos, así como crearon problemas económicos, tanto en el turismo como en la ganadería y la agricultura. El impacto sobre los ecosistemas de la región —desde la calidad del agua hasta la vida de las abejas y la fertilidad del suelo— se modificó y aún está siendo estudiadas sus causas por los científicos de la región.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: